domingo, 31 de diciembre de 2017

¿Qué podemos esperar de la volatilidad en 2018?

Hola a todos!!
Vamos a ver cómo está la volatilidad y qué información podemos extraer de ella ahora mismo.

En primer lugar, como siempre, el gráfico de las medias de 22s y 66s.


La volatilidad 66s está por encima de la de 22s, aunque esta última parece que quiere rebotar. La volatilidad esta todavía muy baja... veamos un gráfico a un poco menos de plazo


Podemos observar claramente como la volatilidad está baja, y los repuntes que ha tenido durante todo el 2017 han sido en un rango muy bajo... los máximos de volatilidad siempre han estado por debajo de 20%. Con esta información lo que vemos es que la volatilidad está muy baja, no tiene mucho más recorrido a la baja, y que lo más probable es que tienda a subir. La incógnita es si será un repunte como los que ha habido durante 2017 o si será un "shock" que realmente aumente la volatilidad.

Veamos ahora qué información nos ofrece la volatilidad implícita y el Skew para intentar determinar si los que miran a futuro, que son los operadores de opciones, tienen incertidumbres a la vista... Para ello tenemos el Índice de volatilidad implícita de las opciones de IBEX 35 a 30 días, el VIBEX. Fijaros que el VIBEX está muy bajo, casi en mínimos históricos...pero ahí ha estado todo 2017.



Si comparamos la expectativa de volatilidad con la volatilidad histórica, es decir ponemos en el mismo gráfico la media de volatilidad histórica a 22 sesiones y el VIBEX a 30 días (días naturales, que equivalen a 22 sesiones), uno está subiendo y otro bajando. Yo lo interpreto como que no hay incertidumbres en el corto plazo que inquieten a los operadores de opciones. Por otro lado, las ventas de los últimos días del año ha hecho que la media de volatilidad histórica a 22 sesiones (HV22s) haya aumentado ligeramente desde mínimos.

Más información que podemos mirar... el índice SKEW, que mide la diferencia de volatilidad de opciones de precio de ejercicio un 5% por encima del IBEX 35 y un 5% por debajo. Normalmente cuando el mercado tiene miedo de caídas, para cubrirse compran masivamente  Puts de precios de ejercicio un por debajo del IBEX 35, por lo tanto la volatilidad de los precios de ejercicio bajos subiría mucho y el valor del SKEW sería alto.

Este es el índice SKEW:

Parece que está empezando a aumentar, pero está muy bajo históricamente, lo cual nos indica que, en general, por ahora los operadores están tranquilos y no está cargándose de coberturas.

Si comparásemos el índice SKEW30 (Dcha) con el IBEX 35 (Izda), veríamos que no es ni mucho menos perfecto, pero es un buen indicador a observar.


Haciendo un pequeño resumen de toda esta información:


En resumen:

-Volatilidad históricamente muy baja. Pero ya hemos visto, que aunque lo normal es que tienda a subir, puede mantenerse en rangos bajos bastante tiempo. Hay mucha gente que quiere que aumente, paciencia, todo llegará, no por mucho desearlo ocurrirá antes. Últimamente leo a muchos agoreros en el mercado que parece que desean que el mercado caiga y aumente la volatilidad... esto sucederá seguro (es una obviedad) pero no sabemos cuándo...
-De momento parece que no hay nubes en el horizonte, y la gente está tranquila. Evidentemente no se puede ir en contra de lo que opina la mayoría en el mercado, pero aunque no haya mucha incertidumbre en el corto plazo, sería sensato, ahora que la volatilidad está muy baja y las coberturas son muy baratas, aprovechar y cubrir un poco. Lo lógico es que el dinero de las primas de las put que se compren, se "tiren a la basura", igual que pasaría con lo que pagamos por el seguro del coche si no le sucede nada a éste... pero preferimos pagarlo y estar más tranquilos no? pues eso que no estaría de más.

lunes, 18 de diciembre de 2017

IBEX 35 Putwrite y el sesgo de aversión a las pérdidas

La venta de put es una posición alcista cuyo perfil resulta tan poco seductor a priori que la gente ni se molesta en entender. Una pena, ellos se lo pierden… la venta de put es una la de las posiciones más rentables a largo plazo de los mercados financieros.
Gráfico 1: Venta de put. Fuente: elaboración propia.
Captura_de_pantalla_2017-12-12_a_la_s__18
La verdad es que no les culpo; ciertamente si uno mira el gráfico anterior, poder ganar un poco nada más (la prima), pero tener la posibilidad de perder ilimitadamente… es una posición que va en contra de la naturaleza del ser humano. Efectivamente, el sesgo de aversión a las pérdidas característico de los humanos explica lo antinatural de esta posición. El behavioral finance hace años que identifica este error que se comete a la hora de invertir. Daniel Kahneman, en su libro Pensar rápido, pensar despacio lo aborda de la siguiente manera:
“Problema 1: ¿Qué elige usted?
  1. Ganar 900 euros seguros
  2. Tener un 90% de posibilidades de ganar 1000 euros y un 10% de no ganar nada.
Problema 2: ¿Qué elige usted?
  1. Perder 900 euros seguros
  2. Tener un 90% de posibilidades de perder 1000 euros y un 10% de no perder nada.”
Si han elegido en el primer problema los 900 euros seguros y en el segundo se aferran a ese 10% de probabilidad de no perder nada…  ¡enhorabuena!, son completamente normales. Vamos, que nos ocurre a todos. Sufrimos más con las pérdidas de lo que disfrutamos con los beneficios, por esta razón el perfil de una venta de put nos resulta tan desagradable.
Bolsas y Mercados Españoles acaba de lanzar una serie de índices estratégicos con opciones, entre los que se encuentra el índice IBEX 35® Putwrite (IPWT), una venta sistemática de put, con la que se pretende demostrar lo equivocada que está la intuición humana.
Veamos en qué consiste la estrategia putwrite. Como ya hemos dicho, supone una venta sistemática de Put 98% (un 2% por debajo del nivel del activo subyacente) a un mes. La prima ingresada y el nominal se invierten al tipo de interés EONIA diario. Por lo tanto, la estrategia está completamente colateralizada y no conlleva ningún tipo de apalancamiento. En el roll-over  de las opciones (recompra de las put próximas al vencimiento, y venta de las nuevas Put con vencimiento más alejado) se modifica tanto el precio de ejercicio como la cantidad de las nuevas put vendidas. El índice es perfectamente replicable ya que aplica un coste de deslizamiento del 3% tanto en la venta como en la compra de opciones, con un mínimo de 3 puntos y un máximo de 12 puntos.
Esta venta de put, aunque sea aparentemente poco atractiva, esconde rentables secretos en su interior. Por un lado la estrategia se beneficia del límite en el tiempo, 1 mes, por lo que tanto el beneficio como la pérdida realmente sí están limitados a lo que pueda subir o bajar en un mes el índice IBEX 35®. Algunos meses el índice sube o baja mucho, pero lo habitual es que fluctúe en un rango de +/-4%. Es importante pensar que este índice PutWrite (en general todos los índices estratégicos con opciones), tiene mucha relación con los índices VIBEX y SKEW. Cuanta más alta sea la volatilidad mayor es la prima ingresada por la venta mensual de las opciones Put. Cuanto mayor sea la pendiente del skew, también se ingresará más prima. Cada día que pasa, la estrategia ingresa el valor temporal, cuando más cerca del vencimiento, mayor es el ingreso.
Analicemos a continuación el comportamiento de la estrategia en diferentes escenarios:
  • Moderadamente alcista/bajista.- El comportamiento es excelente, ya que el IBEX 35 PutWrite acompañará bastante bien al IBEX 35® en la subida. Sin embargo, en la caída, mientras el IBEX 35® caiga menos de un 2% en el mes, la estrategia se queda con la prima. Este es el escenario que normalmente sucede.
  • Extremadamente alcista.- El índice PutWrite obtiene beneficios, pero se queda atrás en comparación con el IBEX 35®. La estrategia tiene los beneficios limitados mensualmente, si la subida del IBEX 35® en el mes es muy fuerte, el índice PutWrite no le acompaña. Este escenario ocurre en pocas ocasiones. Los escenarios alcistas normalmente generan bajadas de la volatilidad implícita y, por tanto, cuando se rolan las opciones put se ingresa menos prima. Por esta razón escenarios alcistas continuados en el tiempo son los más desfavorables para la estrategia, pese a que se obtienen beneficios.
  • Extremadamente bajista.- El índice PutWrite tiene pérdidas, pero siempre menores que el índice IBEX 35® gracias a la prima ingresada. Este tipo de escenario tampoco es habitual, pero cuando ocurre suele ser bastante rápido y brusco, lo cual hace que aumente mucho la volatilidad y, por tanto, que en el rolo de las opciones Put se ingrese una mayor cantidad de prima. El escenario ideal sería una subida tranquila del índice IBEX 35® después de un periodo de caídas en el haya aumentado mucho el VIBEX.
Por lo tanto estamos, aunque parezca sorprendente, ante un índice que tiene menos riesgo y es mucho más tranquilo que el Índice IBEX 35®. Cuando sube, no sube tanto, pero cuando baja tampoco. Para ganar dinero en el largo plazo, lo más importante es no perderlo. Por ello este índice es ideal, mantiene una posición alcista continua en la que, si hay caídas, las minorará enormemente, mientas que si hay subidas bruscas (que ciertamente ocurren poco a menudo), no subirá tanto. Fíjese en la comparativa del gráfico 2, donde es especialmente significativa la diferencia de volatilidad entre uno y otro índice.
Grafico 2: IBEX 35® Con Dividendos Vs IBEX 35® Putwrite. Enero 2007- Julio 2017 Fuente: Elaboración propia
Captura_de_pantalla_2017-12-12_a_la_s__18

Cuadro 1: Comparativa del rendimiento y volatilidad del índice IBEX 35® Con Dividendos y el IBEX 35® PutWrite. Fuente: elaboración propia

Captura_de_pantalla_2017-12-12_a_la_s__18
1Si quiere saber más sobre el behavioral finance y los sesgos cognitivos, le recomiendo un maravilloso estudio hecho por Natividad Blasco y Sandra Ferruela de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza, editado por Bolsas y Mercados españoles. Ver estudio.

IVS, el milagro del crecepelo para los fondos de inversión

La incorporación de un pequeño porcentaje de este producto a una cartera o fondo, aumenta la rentabilidad y disminuye la volatilidad, es decir, aumenta la ratio de Sharpe.
Efectivamente, como si se tratase de un crecepelo, pero sin ser un timo claro, sino completamente real, el nuevo índice de la Bolsa española, el IVS, es la solución perfecta para carteras y fondos de inversión. Si algún gestor quiere aumentar la ratio de Sharpe de forma muy simple, tan sólo tiene que incorporar un poco de este producto en cartera.
Comencemos por explicar qué es el IVS, el Índice IBEX 35® venta de strangle. Consiste en una estrategia clásica muy habitual en el mercado de derivados que está corta de volatilidad. Se compone de un call 102% y un put 98% vendidos mensualmente (un precio de ejercicio un 2% por encima y un 2% por debajo del activo subyacente respectivamente).
Cuadro 1: Strangle vendido

La estrategia, una venta sistemática mensual de opciones, presenta unas características propias bastante peculiares que hacen que genere unas propiedades muy beneficiosas cuando se incluye en una cartera. A saber:
  • A priori tiene un perfil bastante poco atractivo, ya que como se puede observar en el cuadro anterior, el beneficio es limitado y las pérdidas son ilimitadas tanto si el mercado sube como si baja. Visto así no parece muy interesante…
  • ¿ilimitadas? ¿seguro? En realidad las pérdidas están limitada por el tiempo, la estrategia pierde si el precio sube o baja mucho, pero solo si lo hace en 1 mes.
  • ¿Cuánto sube o baja el índice en un mes? El 61,4% de los meses desde 1992, el IBEX 35® se ha movido entre +/-4% y el 83% de las veces entre +/-8%.
  • Cuando se plantea la estrategia el tercer jueves de mes, su delta es cero, es decir, no le afecta el movimiento del subyacente. Sin embargo, sí le afectan los movimientos en la volatilidad implícita, si sube pierde, si baja gana.
  • Es una estrategia gamma negativa, es decir, si sube el mercado se pone bajista y viceversa. En este sentido es poco intuitiva.
  • Sin embargo, que sea gamma negativa, implica que theta es positiva, es decir, cada día que pasa ingresa dinero (como si se tratara del cupón corrido de un bono).
  • Según va avanzando el mes… cada día que pase ingresará más. A diferencia del cupón corrido que es lineal, el valor temporal que ingresa la venta de opciones va aumentando según nos acercamos a vencimiento.
  • También, según va avanzando el mes, los cambios en la volatilidad implícita van afectando menos. Cuando toca rolar la estrategia al siguiente mes, lo que haya hecho la volatilidad durante el mes actual no afecta al pay-off de la estrategia.
  • Cuanta más volatilidad implícita haya cuando toca rolar, más prima ingresa y, por tanto, más retorno genera.
  • Si cae mucho el IBEX 35® en el mes, en esa ocasión la estrategia perderá lo mismo que el índice menos la prima ingresada, es decir perderá menos que el IBEX 35®. Además, una caída brusca, provocará un aumento de volatilidad importante y cuando haya que rolar la posición la prima ingresada habrá aumentado sustancialmente. A modo de ejemplo, si la volatilidad sube al 40%, la prima ingresada rondará el 7,20% mensual (131,62% TAE). Obviamente esto se da pocas veces, pero cuando ocurre mola bastante… Así no importa haber perdido un poco el mes anterior… porque al mes siguiente se recupera.
  • La prima ingresada más los precios de ejercicio fuera del dinero seleccionados, hace poco probable que la estrategia pierda dinero. La lejanía de los puntos de break even a partir de los cuales se pierde dinero depende del nivel de volatilidad: Cuanto mayor sea la volatilidad más lejos estarán. Planteándola desde el año 2007, periodo en el ha habido un poco de todo, esta estrategia ha tenido un porcentaje de acierto del 65, 35%.
Por si sola, ya merecería la pena, fíjense en el retorno que ha generado en los 10 últimos años en comparación con el IBEX 35® con dividendos, sobre todo con la volatilidad que lo ha hecho.
Cuadro 2: Evolución del Índice IBEX 35® venta de strangle Vs IBEX 35® con dividendos

Pero lo realmente útil de esta estrategia y lo que quería destacar en el artículo de hoy son las propiedades de su correlación. Echen un vistazo al siguiente gráfico de la correlación entre el IBEX 35® y el IBEX 35® venta de strangle.
Cuadro 3: Correlación IBEX 35® Vs IVS

Tan pronto tiene una correlación del 100% como del -100%, en todo caso las puntas de correlación duran poco… la correlación entre ambos es bastante baja, no podemos hablar de independencia lineal, pero sí de correlación muy baja. En el siguiente  cuadro se observa la regresión entre IBEX 35® e IBEX 35® Venta de Strangle para llegar a la misma conclusión, tienen poco que ver.
Cuadro 4: Regresión entre IBEX 35 e IVS. beta de 18% y alpha de 0,03%. La bondad de ajuste es del 10%, mostrando que la regresión es poco significativa

En vista de lo anterior, he hecho un pequeño estudio para ver cuál sería la aportación de la inclusión de un activo que siga esta estrategia en un fondo de inversión. He seleccionado fondos concretos muy conocidos en diferentes categorías:
  • Renta variable España
  • Renta variable Europa
  • Mixto defensivo
  • Mixto flexible
  • Mixto agresivo
  • Multiestrategia volatilidad baja
  • Multiestrategia volatilidad baja
Los datos del estudio durante los últimos 10 años (enero 2007-octubre 2017) han sido los siguientes:
Tabla 1: Estudio de la inclusión de un porcentaje de IVS en la cartera de un fondo de inversión

Año a año la rentabilidad y la volatilidad han sido:
Tabla 2: Rendimiento año a año

Tabla 3: Volatilidad año a año

Las conclusiones del estudio son que, en los fondos que he seleccionado:
-Cuanto más porcentaje de renta variable tenga el fondo, más ponderación debería tener el IVS (entre un 5% y un 15%).
- Todos ellos mejoran su ratio de Sharpe.
- A los fondos con volatilidad más baja, la inclusión del IVS les genera un pelín más de volatilidad, pero también más rendimiento. Lo suficiente como para que aumente su ratio de Sharpe.
- En los fondos de volatilidad más alta, la volatilidad del fondo que incluye un porcentaje de IVS siempre es más baja.
- Obviamente, si a cualquier fondo de renta variable le incorporamos otro tipo de activo (como bonos, por ejemplo), la volatilidad bajará… la gracia del IVS es que es un activo de renta variable.
-En el estudio la ponderación máxima es un 15%, pero lógicamente, dependiendo del vehículo en el que se instrumentalice el Índice IVS, y la política de inversión, este porcentaje podría reducirse a un 10%. Igualmente el fondo mejoraría, pero no tanto.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Situación actual Sep 17 de la Volatilidad del IBEX 35

Hola a todos,

Como ya se ha acabado el verano y viene la recta final de año, he hecho un pequeño análisis de cómo está la volatilidad del IBEX 35 en este momento.

Después de un mes de julio prácticamente "plano" y de muy poca volatilidad, el mes de agosto se ha resuelto con una caída del -2,71%, que es muy pequeña, y podemos clasificar casi de corrección. La volatilidad ha aumentado un pelín, pero sigue siendo baja, que es lo habitual en entornos alcistas. Sin embargo, ya nos acercamos a niveles clave del IBEX 35, como son esos 10.000 puntos y es el momento de ver cómo está la volatilidad y qué podemos esperar.

Lo primero, como siempre, el gráfico de la volatilidad realizada a 1 mes y a 3 meses (22 sesiones y 66 sesiones):


La volatilidad a corto plazo ha superado a la de largo plazo, muy poquito. Esto nos indica que es un momento de incertidumbre, aun así, los niveles de volatilidad siguen siendo históricamente bajos.

Si comparamos el gráfico anterior con el propio IBEX 35, veremos claramente que esto es debido a esa corrección que ha hecho que nos acerquemos a niveles clave.


Luego a la vista del los gráficos anteriores, todavía no podemos tomar una decisión sobre la volatilidad, en mi opinión, hay que esperar todavía un poco.

Veamos cómo cotiza la volatilidad implícita de las opciones de IBEX 35, que como sabéis es la estimación de volatilidad futura. Así está la cosa:



Gráficamente lo primero a analizar es la pendiente temporal:

Como podéis apreciar la primera parte hasta noviembre está en Backwardation, mientas que de ahí en adelante la curva es la habitual de Contango... a más plazo más volatilidad. la volatilidad implícita de septiembre está mas elevada que la de octubre y noviembre, esto indica que hay una pequeña incertidumbre a corto plazo, pero que no afectara a los vencimientos e octubre y noviembre.

El Skew de septiembre como podemos ver en el gráfico tiene bastante pendiente:

Sin embargo para los siguientes vencimientos se aplana bastante

Para verlo todo a la vez, aunque no es fácil, se suele utilizar la superficie de volatilidad:

A la vista de todo lo anterior, mi conclusión es que hay alguna pequeña incertidumbre a corto plazo por esa corrección que está haciendo el IBEX 35 y supongo por alguna otra cosa más (Corea, 1-O, etc...) pero como veis estás incertidumbres no se espera afecten.

En el caso de que se surja alguna mala noticia y se pierdan los niveles clave, la situación cambiará, claro está,  pero de momento está todo muy tranquilo. Por ello en mi opinión, hay que esperar, no es momento de tomar decisiones sobre volatilidad.

Espero que os ayuden en algo estas reflexiones.


miércoles, 30 de agosto de 2017

Caso práctico de cobertura de los dividendos de la cartera con futuros IBEX 35® Impacto Dividendo (No apto para todos los públicos)

Pongo este título en el artículo para que nadie se llame a engaño. Vamos a hacer un ejemplo completo, pero sencillo, con lo que hemos venido explicando en los últimos artículos. Por ello, no se puede leer este artículo en 5 minutillos… le llevará un ratito. No es complicado, pero si está usted dispuesto a seguir, coja papel, lápiz y una calculadora, o mejor, ¡abra una hoja excel!
Utilizaremos datos reales de mercado. La cartera a día 2 de enero de 2017 está en cuadro 1:
Cuadro1
Nuestros dividendos esperados son:

Cuadro2
Esos 22.515 euros que se esperan recibir a lo largo del año representan un 5,67%, lo cual es una rentabilidad bastante importante en los tiempos que corren, pero no está garantizada. Si disminuyen los dividendos esperados, perderemos dicha rentabilidad, por lo que pude ser interesante asegurarla. 
Los datos de los índices el mismo día dos de enero de 2017 están en el cuadro 3:
Cuadro3
Para cubrir la cartera, utilizaremos futuros de IBEX 35® Impacto dividendo. Para ello, se realizan los siguientes cálculos:
  • Nominal de la cartera: 397.245 euros
  • Beta de la cartera: calculada como la media de las betas de cada valor ponderada por el peso de dicho valor en la cartera.
(1,65x16,33%)+(1,26x17,82%)+(0,64x16,41%)+(1,43x16,21%)+(0,71x16,20%)+(0,92x17,02%)=1,10
  • Ratio de cobertura: se trata de convertir la cartera en cantidad de futuros de IBEX 35® para conocer cuántos futuros se necesitan para la cobertura.
(Nominal Cartera x Beta Cartera) / (Futuro IBEX 35® x Multiplicador) = (397.245 x 1,10) / (9071 x 10€)=4,83 futuros
Como el riesgo es que disminuyan los dividendos, la posición debe ser de venta de futuros IBEX 35® Impacto Dividendo, tal y como cementamos en el artículo anterior. Por tanto, se necesita vender 5 futuros IBEX 35® Impacto Dividendo.
Por ello, añadimos a la cartera la venta de 5 futuros IBEX 35® Impacto Dividendo.
A día de hoy, 21 de junio de 2017, veamos qué ha pasado estos seis primeros meses y si ha sido efectiva la cobertura.
En el cuadro 4 apreciamos la situación en que se encuentra la cartera a 21/06/2017:
Cuadro4
En el cuadro 5  también podemos apreciar qué ha pasado con los índices:
Cuadro5
Los dividendos esperados hasta el 21 de junio de 2017 y los realmente pagados los podemos observar en el cuadro 5.
Cuadro5Bis
¡Puf! ¡Vaya por Dios! Esperábamos haber recibido 9.300 euros hasta el día de hoy y sin embargo hemos recibido 9.520 euros. ¡Al tener los dividendos cubiertos, nos hemos perdido esa pequeña subida de dividendos de 220€! Veamos qué ha sucedido con nuestros futuros de IBEX 35® Impacto Dividendo.
Habíamos vendido nuestros futuros IBEX 35® Impacto Dividendo de Diciembre 2017 a 362 y resulta que a día 21 de junio de 2017, cotizan a 366:
(362 - 366) x 5 x 10€ = -200€
En neto, hemos recibido 9.520 euros de dividendos de la cartera y hemos tenido que pagar 200€ por los futuros de IBEX 35® Impacto Dividendo, por tanto 9.320 euros que es casi lo mismo que esperábamos. No es exacto, en general la cobertura perfecta de carteras con índices son muy complicadas, de hecho se les suele llamar coberturas sucias fundamentalmente por:
  • Riesgo de correlación. La beta de la cartera ha cambiado.
  • Riesgo de redondeo. De hecho hemos vendido 5 futuros en vez de 4,83 que nos decía el ratio de cobertura.
  • Los dividendos de las acciones pasados a puntos no suponen lo mismo según el momento en que se calcule.
  • Cambios en la composición del índice cambia los pesos (ponderaciones) de las acciones dentro del índice y por tanto el impacto de sus dividendos.
No es exacta, pero eso no quiere decir que no sea útil. Cuando cubrimos unos euros arriba o abajo no son el problema, ya que lo que se quiere evitar es que haya un evento negativo que dé al traste con nuestra rentabilidad esperada.
El problema de las coberturas es precisamente lo que nos ha pasado en nuestro ejemplo, que en el caso de que el mercado favorezca nuestra posición, a nosotros no nos favorecerá por estar cubiertos. Desde mi punto de vista, en el caso de los dividendos, esto no es problema. El riesgo de dividendo es claramente asimétrico, ya que pocas veces sube el dividendo y si lo hace es poco, como en nuestro ejemplo, mientras que los recortes de dividendos suelen ser fulminantes. Para mi, esta es la principal razón para cubrir un dividendo… prácticamente no sacrificas rentabilidad futura. La decisión es clara cuando hay mucho que ganar y poco que perder. Creo que todos los gestores del mundo, deberían asegurarse la mejor fuente de rentabilidad que tiene la renta variable, los dividendos.
Para terminar con el ejemplo, la cartera ha subido un 18,70% (ver cuadro 4) cuando nosotros sólo esperábamos que superara al IBEX 35® x 1,10 veces. El IBEX 35® ha subido un 13,82% y se esperaba un 15,23%. Por otro lado, si incorporamos los dividendos los 9.320€ recibidos en dividendos, la rentabilidad se eleva a 21,05%. Para poder compararnos correctamente, hay que utilizar el IBEX 35® Con Dividendos que ha pasado de 24.387,70 a 28.218,45 (+15,71%).

Invertir en Volatilidad a través de Exchange Traded Products (ETP)

La prueba evidente de que la volatilidad a día de hoy es un activo de inversión como otro cualquiera: divisas, renta variable, commodities o renta fija, es que sobre ella se emiten Exchange Traded Products (ETP) que pueden ser suscritos por cualquiera, incluso particulares. Mayoritariamente los ETP que se emiten de volatilidad son Exchange Traded Notes (ETN), aunque también hay algún Exchange Traded Fund (ETF). La diferencia radica en el riesgo de crédito. Los ETN son certificados, que técnicamente son emisiones de Deuda por parte de un emisor, mientras que los ETF son Fondos de Inversión.
Hace algún tiempo, unos pocos meses, un conocido mío me hizo una afirmación: es imposible ganar dinero invirtiendo en el VIX. Me sorprendió que me lo dijera… y le pregunté ¿inviertes en el VIX? y me dijo categóricamente que sí, que lo hacía a través del VXX (es un ETN de volatilidad). La verdad, me preocupó bastante, y a lo largo de estos meses he podido comprobar el total desconocimiento que existe sobre estos productos, que como cualquier otro, no son ni malos ni buenos, simplemente hay que saber dónde se está invirtiendo.
Es increíble, pero la fama del VIX trasciende a los profesionales de los mercados financieros y prácticamente cualquier persona apenas iniciada en temas bursátiles está familiarizada con él, como mi conocido. Lo cual convierte a este índice en el candidato ideal para emitir ETP sobre él. El inconveniente es que los ETP suelen replicar el comportamiento de índices y el índice VIX, como ya hemos visto anteriormente, no se puede replicar. Por esta razón, se han diseñado nuevos índices que invierten fundamentalmente en futuros de VIX que sí son replicables, pero son muy distintos del VIX y hay que conocer sus características. Existen muchas variaciones de todos los índices de volatilidad (EUROSTOXX, Nasdaq, Russell, etc…) pero, sin ánimo de ser exhaustivos, mostraremos a continuación sólo algunos de los más relevantes referenciados al VIX:
  • S&P500 VIX Short-Term Futures index.- Utiliza futuros de 1er y 2º vencimiento. Va rolando la posición según van pasando los días en proporción a los días a vencimiento que quedan. Este índice también tiene la versión inversa.
  • S&P500 VIX Mid-Term Futures index.- Utiliza futuros de 4º, 5º, 6º y 7º vencimiento. Igual que el anterior, va rolando proporcionalmente a los días.
  • S&P500 VIX Enhanced Roll Futures index.- Este índice invierte en dos carteras compradas: una a corto plazo que invierte en el índice Short Term y otra a medio plazo que invierte en el 3er, 4º y 5º vencimiento de futuros del VIX. Por otro lado analiza una señal de la volatilidad implícita: si la volatilidad implícita es superior a 1.35 veces la media de los últimos 15 días la señal es positiva, si menor que 1.35 veces, pero está por encima de la media, la señal es cero y si está por debajo de la media la señal es negativa. Según la señal sea positiva o negativa va invirtiendo en una u otra cartera, pero el cambio no lo hace de golpe, modifica un 20% al día (tarda 5 días en rolar). Si la señal es positiva, es que la volatilidad está aumentando y como los vencimientos cortos son más sensibles,  tenderá a invertir en la cartera de corto plazo.  Si la señal es negativa, es que la volatilidad está bajando y como perjudica a una posición compradora, invertirá en la cartera de medio plazo que le afectan menos los cambios de la volatilidad.
  • S&P500 Dynamic VIX Futures index.- Invierte en el índice Short-Term y en el índice Mid-Term y en función de la estructura temporal invierte unas cantidades determinadas en cada uno de ellos. La estructura temporal viene dada por la división entre VIX y VXV (índice de volatilidad del S&P 500 a 93 días). No distingue más allá de si la división es inferior al 90%  o superior al 115%.  Las ponderaciones en cada índice se hace como en la siguiente cuadro 1.
Cuadro1ETP
El gráfico 1 recoge el rendimiento de los índices anteriormente expuestos en comparación con el índice VIX, observándose diferencias evidentes así como el daño que produce el rolo de la posición de futuros que ya explicamos en un artículo anterior.
Gra_fico1ETP
Para invertir en volatilidad, a continuación os digo los ETP más utilizados para cada tipo de índice.
Cuadro2ETP
Si alguno de vosotros está pensado en invertir en volatilidad, tened en cuenta dos cosas muy importantes:
  1. La volatilidad de la volatilidad es muy elevada. Aunque parezca un trabalenguas, es básico conocer el comportamiento de la volatilidad. Para que os hagáis una idea, la volatilidad del VIX no baja del 50%, siendo en determinados momentos superior al 250%... es habitual que esté en torno al 100% de volatilidad.Esto significa que caídas o subidas diarias del 20% o 30% son bastante normales. No apto para cardiacos.
Gra_fico2ETP
  1. Elegid bien el ETN o ETF en función del índice que queráis seguir y utilizad este índice para seguir el comportamiento de vuestro producto, no el VIX. Estos índices que hemos expuesto anteriormente, tienen bastante menos de volatilidad que el VIX, pero aún así, sigue siendo una volatilidad más elevada de lo normal. Tal y como observamos en el gráfico 3, el índice S&P500 Short Term Futures Index tiene una Beta de 0,5, es decir se mueve la mitad que el VIX, y aunque la bondad de ajuste es alta (es de 0,79 y habitualmente por encima de 0,75 podemos considerar buena la regresión) observamos que no es el mismo activo.
Gra_fico3ETP

IBEX 35® Impacto Dividendo

Para poder explicar cómo cubrir los dividendos de una cartera de renta variable española es primordial conocer en detalle el índice sobre el que se emiten futuros sobre dividendos del IBEX 35®. Se trata del índice IBEX® Impacto Dividendo y es un índice algo peculiar. Por ello, este artículo lo dedicaré en exclusiva a que os familiaricéis con este índice y dejaré para el próximo la cobertura con futuros sobre dividendos de IBEX 35®.
El IBEX® Impacto Dividendo un índice que refleja los dividendos ordinarios pagados por los componentes del IBEX 35® en puntos de IBEX y acumulados entre el tercer viernes de diciembre de un año (excluido) y otro año (incluido). Este índice tiene la peculiaridad de resetearse (ponerse a cero) todos los años al día siguiente hábil del tercer viernes del mes de diciembre. ¿Por qué los terceros viernes de diciembre?, la respuesta es clara, es la última fecha de vencimiento del año de los productos derivados referenciados a este índice y que se negocian en MEFF.
Como es bien sabido, el IBEX 35®, al igual que otros índices de capitalización bursátil utilizados como referencia, tiene dos versiones, la versión price y la versión total return. Esto es, la versión que descuenta el dividendo (IBEX 35®) y la que incorpora el dividendo ordinario (IBEX 35® con dividendos). Ambos índices tienen como fecha y valor base el 29 de diciembre de 1989 en 3.000 puntos. A día de hoy el IBEX 35 tiene un valor de 10.434,70 puntos y el IBEX 35 con Dividendos 27.230,20 ptos, es decir una revalorización en estos 27 años de 247,82% y 807,67%, respectivamente. Por lo tanto, la inversión en la bolsa española se ha revalorizado más por el pago de dividendo ordinario que por incremento en el precio de cotización.
Cuadro 1: IBEX 35® e IBEX 35® con dividendos desde 1 de enero de 2010. Fuente: elaboración propia a partir de datos de Infobolsa.
Ibex 2010
La diferencia entre ambos índices radica en que el IBEX 35® no se ajusta por pago de dividendos ordinarios y por tanto el día que paga dividendos una acción del índice, éste cae en la proporción correspondiente;  no incorpora los dividendos. Sin embrago si nosotros tuviésemos una cesta de IBEX 35®, es decir, todos y cada uno de los 35 componentes del IBEX 35® en la misma proporción a cómo pondera cada acción dentro del índice, sí que recibiríamos los dividendos y por tanto debemos de tener en cuenta también la rentabilidad que proporciona a nuestra cartera esos dividendos. El día que una compañía paga dividendo, el IBEX 35® con dividendos ajusta su divisor para que no caiga el índice.
Pues bien, el IBEX 35® Impacto Dividendo acumula en positivo a lo largo del año los puntos que cae el IBEX 35 (y que el IBEX 35 con Dividendos no).
Para convertir los euros de los dividendos en puntos de índice se utiliza la siguiente fórmula:
FórmulaDiv
Pongamos un ejemplo. El 3 de abril de 2017 BBVA pagó dividendo de 0,131€/acción. Teniendo en cuenta que BBVA tiene 6.566.615.242 acciones y que el divisor del IBEX 35® es 51.866.889,8090569, el IBEX 35® el 3 de abril amanecerá a 16,6 puntos menos que el día 31 de marzo. Mientras que el IBEX 35® con dividendos lo hará exactamente al mismo nivel. El IBEX 35®Impacto dividendo cerró el 31 de marzo a 80 puntos y el 3 de abril abrió a 96,6 (suma 16,6 puntos).
Como podemos observar en el cuadro 2, el índice va aumentando poco a poco a lo largo del año y el tercer viernes de diciembre vuelve a ponerse a cero.
Cuadro 2: IBEX 35® Impacto dividendo en puntos y en % comparado con el Euribor 1Y.

Ibex Dividendo
Tal y como se puede apreciar en el cuadro anterior, lo que ha pagado el IBEX 35® en dividendos han sido cerca de 600 puntos entre un (6% y un 7% con esos niveles de IBEX 35®) al año hasta el 2013 y unos 400 puntos después (un 4,5% aprox.). El año 2016 no llegó a 400 puntos y presumiblemente en el 2017 tampoco lo hará. Aún así sigue siendo una rentabilidad muy jugosa la que ofrecen los dividendos de nuestro IBEX 35®. Por otro lado es muy destacable la diferencia de rentabilidad que tienen los dividendos con el Euribor a 1 año.
 *Realmente en esa fecha inicia el periodo del dividendo elección que termina el 21 de abril, pero el ajuste se realiza en el índice ese 3 de abril